Llamadas ilimitadas en la Unión Europea

Llamadas ilimitadas fuera de España

El pasado 15 de junio se implantó la nueva regulación referente al tráfico roaming en la Unión Europea (UE). Desde ese momento, cualquier ciudadano que viaje a países de la UE puede llamar a teléfonos móviles y fijos sin un sobrecoste ya que se consideran llamadas nacionales.

Los países libres de cargo son: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia (incluido las Islas Aland, Martinica, Guadalupe, San Martín, Guyana francesa, Reunión y Mayotte), Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido (incluido Gibraltar), Rumania, San Marino y Suecia.

El coste de las llamadas es igual al establecido en la tarifa contratada en el país de origen. De igual modo, si se recibe una llamada, el coste para el destinatario es de cero euros y el llamante tendrá las mismas condiciones que si llamara a un móvil en España.

Los datos consumidos en países europeos se descuentan de los contratados con el operador nacional y el límite de consumo dependerá de la tarifa establecida por el usuario y su operador nacional.  En el caso de los mensajes de texto, si el usuario envía desde cualquier país europeo un SMS a una numeración francesa, italiana o española, se le tarificará al precio del SMS en España.

No obstante, se mantienen las condiciones de restricción de roaming por lo que se debe activar al salir de España y además se desactiva si no se utiliza durante 6 meses. Para poder hacer uso dentro de la UE se debe levantar la restricción de roaming de todas las zonas.

Sobre la cuestión de si es posible contratar una tarifa más económica en alguno de estos países para después utilizarla en España aprovechando esta liberación del roaming, la respuesta es no, se consideraría fraudulento con la consiguiente multa y reclamación de importes. Para evitar este y otros usos abusivos se ha implantado una Política de Buen Uso, por ejemplo, para que se considere un uso razonable de la tarifa, los datos que podemos usar si pasamos unos días en el extranjero, serían unos 2,6 GB al mes por cada 10 euros que cueste nuestra tarifa. Si en 4 meses el usuario hace un uso excesivo del roaming, es decir, un consumo superior al que suele tener en su país de origen, el operador le avisaría de que ha cometido un uso abusivo y si en 15 días el uso sigue el mismo patrón la compañía comenzaría a aplicar una tarifa especial para roaming, de hasta 23 céntimos por minuto en llamadas o 24 céntimos por mega.

La eliminación del roaming en la Unión Europea ha tenido una buena acogida entre los viajeros. Según datos del operador T-Mobile, las llamadas se han multiplicado por tres y el uso de datos por diez en comparación con el verano de 2016.

La nueva regulación nos permite poder hablar y navegar como si estuviéramos en casa. Ahora nuestros viajes son más fáciles y sin preocupaciones. Si estás planeando un viaje fuera de España, contacta con nosotros y te asesoramos sobre la mejor tarifa para hablar y navegar sin límites.

Categoria: 

Añadir nuevo comentario