Protección de datos para tu tienda online

Si vas a apostar por el e-commerce no te olvides de que la protección de datos es obligatoria.

Protección de datos para tu tienda online

¿Qué cliente va a comprar a través de Internet si no está seguro de que sus datos bancarios están a salvo?

Tu cliente ha llegado a tu comercio online, le gustan tus productos o tus servicios, pero a la hora de hacer la compra “algo” le hace vacilar. Si en este proceso de compra-venta aparece la desconfianza habrás perdido mucho más que un cliente.

La principal baza para que los internautas elijan tu e-tienda es que seas (obviamente) 100% legal, transparente y que generes confianza. Debes tener en cuenta que el consumidor virtual no compra por impulso, si no que antes de tomar la decisión busca elementos en los que apoyar sus decisiones, fundamentalmente opiniones de otros usuarios y las condiciones que ofrecen los vendedores.

El Estado de Alarma debido a la pandemia de coronavirus ha disparado las ventas online de muchos productos y la tendencia, en este escenario tan impredecible, es apostar por la venta online. Si todavía no estás “en línea” y te estás planteando montar tu propia e-shop, o si ya lo estás, pero quieres mejorar, hoy te vamos a hablar de un elemento fundamental a tener en cuenta: la protección de datos.

En mayo de 2018 entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR) para mejorar la protección de datos personales. El GDPR afecta directamente en el almacenamiento, procesamiento, acceso, transferencia y divulgación de los registros de datos de un individuo y afecta a cualquier organización a nivel mundial que procese datos personales de personas de la Unión Europea.  Su no cumplimiento implicar sanciones que pueden llegar hasta un 4% de los ingresos globales.

Esto se traduce en unas obligaciones que podríamos resumir en 7:

  1. Deber de informar. Para atender al principio de transparencia en las condiciones de compra, aviso legal y política de privacidad tendrás que informar  de todos los detalles de tu empresa, su actividad  y las condiciones comerciales. Además, con esta misma lógica se elimina la letra pequeña y la letra no puede ser nunca inferior a 1,5 milímetros.
  2. No vale por defecto. El usuario debe aceptar el tratamiento de datos de carácter personal que le conciernen y debe quedar constancia de que así ha sido.
  3. Condiciones de contratación. Derecho de desistimiento, coste de devolución, gastos de envío, garantía legal…el proceso de compra y los derechos del consumidor deben estar bien claros.
  4. Confirmación de compra. Es el último paso del proceso de compra y debe mostrar los productos seleccionados y el precio (incluyendo gastos de envío e IVA), así como el botón de pago. Además, hay que generar también una confirmación de compra vía SMS, e-mail, documento imprimible… para que quede constancia por escrito de la transacción.
  5. Normativa europea de consumo. Estás obligado a informar a tus usuarios sobre la existencia de una plataforma online de resolución alternativa de conflictos europea: http://ec.europa.eu/odr
  6. Cookies, tratamiento de datos y relaciones con terceros. Si vas a utilizar algún procedimiento invisible de recogida de datos estás obligado a informar al consumidor, del mismo modo en el contrato debe figurar si va a haber tratamientos por cuenta de terceros indicando expresamente que no se utilizarán con fin distinto al que figure en dicho contrato, ni los comunicará, ni siquiera para su conservación, a otras personas. Tendrás que informar también de aquellos casos en los que los datos vayan a ser comunicados a los responsables de otras webs o comercios vinculados.
  7. La protección de los datos es lo que da verdadero sentido al resto de medidas anteriores. La seguridad es fundamental para evitar que otras personas puedan obtener información personal o financiera importante de tu cliente.

Una de las mejores formas de proteger tanto tus datos como los de tus clientes es utilizar un buen antivirus con herramientas extra de seguridad. En Comunitelia trabajamos con Sophos, la solución más completa del mercado para proteger los datos en multitud de dispositivos y sistemas operativos, con la que podemos ayudarte a eliminar todos los riesgos y a cumplir con la GDPR. 

¿Necesitas más información?

 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies