¿Semanas laborales más cortas? Vuelve el debate sobre la conciliación

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, apuesta por la semana laboral de cuatro días y pone de actualidad el debate sobre la necesidad de fomentar la conciliación.

Conciliación laboral

El debate sobre la necesidad de mejorar la conciliación laboral y familiar no es nuevo y cada poco tiempo cobra actualidad. La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, de 34 años de edad, publicó hace unos días en sus redes sociales su idea de apostar por una jornada laboral de cuatro días con horarios flexibes y/o experimentar con jornadas de seis horas, todo esto para que los trabajador@s puedan pasar más tiempo con sus familias.

La idea no es nueva y aquellas empresas que la están aplicando afirman que los empleados con más tiempo libre son empleados más comprometidos y productivos como han comprobado ya la empresa australiana Collins SBA o la alemana Rheingans Digital Enabler, que han implantado jornadas de cinco horas.

La compañía neozelandesa Perpetual Guardian, que redujo a cuatro los días trabajados, con el mismo sueldo y con menos horas, también habla de éxito. Lo que comenzó como una prueba se ha convertido en una realidad porque el 78% de los 250 trabajadores de esta empresa logró un equilibrio entre su vida personal y laboral. La satisfacción creció un 5% y el estrés se redujo un 7%.

Quizá el caso más conocido es el de Microsoft Japón que durante el pasado mes de agosto permitió a sus trabajadores trabajar de lunes a jueves. El experimento arrojó unos resultados excelentes. Las ventas conseguidas por los empleados se incrementaron un 39,9% en comparación con el mismo mes del año anterior. Para ello, se aplicaron medidas como reuniones de no más de 30 minutos y un aumento de las conferencias en remoto.

En España, de momento, solo hay una empresa que aplica, desde el pasado 1 de enero, la jornada laboral de 4 días con 36 horas semanales en invierno y 28 en verano. Esta empresa, pionera en nuestro país, espera así aumentar la productividad, como demuestran otros ejemplos en Europa y en el resto del mundo, un retorno positivo a través de la reducción del absentismo laboral, fidelización de la plantilla y atracción del talento.

Precisamente atraer talento es una de las grandes dificultades de las pymes que no pueden competir con los niveles salariales de grandes compañías. Por eso, apostar por la flexibilidad horaria, el teletrabajo y otro tipo de medidas que fomenten la conciliación y el tiempo libre puede suponer un valor añadido a la hora de lograr este objetivo.

En Comunitelia contamos con herramientas como Videotelia que pueden ayudar a que tus empleados sean más felices y más productivos con jornadas laborales más intensas, pero también más cortas.

¿Quieres más información? 

Te llamamos.

 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies