¿VPN o Escritorio Remoto?

VPN o Escritorio remoto, elige la solución que mejor se adapte a tus necesidades.

¿VPN o Escritorio Remoto?

Después de dos meses de confinamiento, y sin fecha para volver al trabajo presencial, ha llegado la hora de apostar por soluciones eficientes y seguras para tener la oficina en casa.

Los empleados de millones de empresas de todo el mundo trabajan en estos momentos desde casa. El teletrabajo, que ha forzado la crisis sanitaria del Covid-19, ha llegado para quedarse. Sabemos que nada volverá a ser como antes y, si tu empresa no lo ha hecho todavía, es hora de que se prepare con las herramientas más eficientes y seguras del mercado.

En estas semanas de trabajo en remoto, todos (y no solo en las empresas relacionadas con las tecnologías de la información y la comunicación) hemos tenido la necesidad de acceder a datos, documentos o recursos que se encuentran en la red de la empresa, es decir, de conectarnos al ordenador de nuestro puesto de trabajo.

La mayoría de las grandes empresas cuentan con protocolos para que sus empleados puedan conectarse desde cualquier parte y en cualquier momento, pero en el caso de las pymes puede ocurrir que todavía no se hayan tomado medidas en este sentido o que se estén utilizando algunas herramientas que no garanticen la seguridad al 100%. Si este último es tu caso y necesitas mejorar o poner en marcha tu oficina virtual, en este post te vamos a explicar las dos soluciones de conexión en remoto que existen actualmente y cuál es la diferencia, para que puedas decidirte por la que más te conviene.

Lo primero que tienes que saber antes de decidirte por un tipo de conexión en remoto es que ésta debe ser rápida, segura y de confianza, ya que solo así garantizas la productividad. Dicho esto, hay dos maneras de que un teletrabajador acceda al ordenador de la oficina desde casa: a través de una VPN (red privada virtual) o usando una aplicación de escritorio remoto.

VPN o Escritorio Remoto

La VPN (Virtual Private Network) es una tecnología que permite conectar dispositivos que no están conectados físicamente mediante una red privada a través de internet. Su principal ventaja es que el acceso está protegido con una conexión cifrada, por lo que los datos que se intercambian no pueden ser vistos por el proveedor de Internet, por eso también aporta seguridad si la conexión se realiza desde una red WIFI pública. Además, se puede utilizar desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo conectado a Internet ya que el acceso es con nombre de usuario y contraseña.

Con una aplicación de escritorio remoto el usuario también puede conectarse a su ordenador del trabajo y visualizar su escritorio de tal forma que podrá trabajar en ese dispositivo como si estuviera delante de él. La ventaja es que se puede trabajar desde cualquier lugar y a cualquier hora, pero hay que tener en cuenta que la aplicación debe estar habilitada en los dos ordenadores y que el equipo que recibirá la conexión tiene que estar siempre encendido, no puede entrar en estado de suspensión ni de hibernación.

A priori, el escritorio en remoto parece una opción menos segura ante ataques o virus, pero es cierto que cada vez existen soluciones más avanzadas que ofrecen mayores garantías.

Muchas compañías utilizan la combinación VPN más escritorio remoto para aumentar el nivel de seguridad, ya que de este modo hay una doble barrera hasta la información de la empresa.

¿En tu empresa estáis trabajando en remoto y quieres aumentar la seguridad? ¿Tienes dudas, necesitas asesoramiento sobre herramientas para implantar tu oficina virtual? Pregúntanos, estaremos encantados de atenderte. 

¿Hablamos?

 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando acepta su uso. Más información y política de cookies